Opresiones


taxiii

¡Oh, presiones!

¡No!

Presiones

El recuerdo de la opresión venida de una salvación, la propia y la de él

Y aunque vista por muchos motivos, sin unir los puntos por falta de comprensiva visión del mundo en cuestión

Que el propio se vuelve acertijo

Escrito y hasta haiku

Hay una enorme casualidad en todo lo dado

Y es que al “jugar dados” con el entramado…resulta por deducción absurda

Y poco matemática, y mucho menos en gramática

Que algunas verdades dichas en ese presente

Se vuelven mentira apenas se advierte

Es pura cosa opresiva

Sorpresiva

Y tentativa

La Imaginación

Yo imagino

Yo imagino

Pero de igual forma lo dicho

Lo predicho, cuando hubo ocasión

Nada más mirar los momentos, las actitudes y  hasta el tono de aquella canción

Me conforta saber que lo he conseguido

Por lo menos, por la fe

Por la confianza en Dios

Que todo me ha sido presentado, así en aquel momento no haya yo querido

Como ha deber sido

Y en ello cargo trabajo

Dolor, sufrimiento y toda mi necedad de Pirata.

Ya imagino toda mi cantidad de defectos, vueltos queja y por ello precaución

Escritos en un manual de trato a la Pirata

Como en un azar volcado de naturalezas predecibles

Como el hombre queriendo prevenir un huracán, un temblor y un incendio

Pero entretantas mentes nos veamos envueltos seremos victimas de la agonía del pensamiento

Cuando resuene la Verdad

Más fuerte que toda campana venida de la llamada

Hacia todo pedestal, para recordar y hacer vivo el sacrificio

Atemporal de Salvación

Poco importa entonces recordar en imagen

Las Opresiones

Las rutinas de infierno, que bien tuvo a compartir. Y es que debía ser tal cual fue, porque de otra manera no salía de  ese ojo de huracán. Por lo menos ya navega y no atora su presencia en adeptos de la falsa “bondad”.

En fin, los tiempos de las opresiones

Y para muchos que leen, falta de claridad

Debía conocerse la historia, el pensamiento y la creatividad

Más por lo dicho, por ese “manual” se queda en ello

En recitar

En Haiku

Poema

Y

Navegar

Baila

Baila

¡Oh, presión!

¡Oh, bondad!

¡Oh, qué triste vanidad!

Miro un escrito, miro otro y al final vierto como luz

El entendimiento de la soledad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s