Ya se fue el día


«La manera de enseñar algo con autoridad es practicarlo antes de enseñarlo, ya que la enseñanza pierde toda garantía cuando la conciencia contradice las palabras» (San Gregorio Magno).

¿Qué sucede cuando a quién más le contarías de tu vida y que además se interesa, les sucede algo horrible y que al mismo tiempo quisieras comunicarle?

Hay personas que siempre nos escuchan, hay personas que se nos hace necesario comunicarles. Cuyo enganche, respuesta y apreciación son tales como las que siempre nos satisfacen, nos hacen no falta, pero al final en esta misma situación no hay más que comunicarles.

Purificando los aires

Purificando los aires

¿Qué sucede con ese hueco que nos deja no comunicarles lo que sentimos?

Y es que de nada serviría decirles que el susto, lo sucedido, les paso.

Deplora tener pocos a quien decirles y el sufrimiento se acerca… nos invade… nos tortura.

El miedo.

Y el recuerdo, cuánta presteza y cuánto sacrificio.

Corazón

Corazón

La Gente y ya se fue el día

Pirata pirateando

7 thoughts on “Ya se fue el día

  1. Como te entiendo, Piratita, buena comunicadora en la interrelación, en los efectos de la amistad sentida, paticipada y comunicada, salto de plano: me quedo en la frase de apertura, en el talante seguro del dictado de la figura que lo engendró: capital asunto de esencia personal, de educación y todo cuanto en el mundo dice del entender de las personas de bien. No dejes de tenerla presente, pues que tanto te interesa a ti y tus grandes círculos de presencia.
    Te deso buen fin de semana. Mi mejor abrazo amigo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s