Hoy en Poe


Today

Hoy

Hoy Gardenia

Hoy Gardenia

Poe es una isla al oeste del Atlántico, se llega con sutil facilidad. Inmediatamente después de dos o tres puertos comerciales en los que se puede intercambiar productos de belleza, vanidad y sobretodo cavilar en las esperanzas de los demás vueltos en nosotros. Estas islas son famosas por tal cuestión.

En ellas apareció Chema, un aspirante a Pirata, quién en sus ansías plenas y vueltas alegría se enamoró de Pirata, cual que era todo bastante extraño porque en tal caso él sólo podía ver a Alice y peor aún le veía como un montón de mujeres atrapadas en ella. Eso era extraño, debe admitir Pirata, sin embargo y porque el barco requería de ciertas reparaciones, luego de la tormenta de los martillos. Espero por un tiempo, mientras que Chema en su ensoñación veía al cielo y a la Pirata a lo alto y de maneras inusuales atrevió a pronunciarle palabras cariñosas y una que otra vez le forzaba.

La Pirata sin más atendía al Chema, le parecía pobre huerfanito y era muy entretenida su plática acerca de las esperanzas, era un poco como los juegos de azar. Sobretodo si la espera era un poco larga y además no se tenía ningún otro entretenimiento que podía restar.

En la plática siguiente oía la música de la cantadora… Eran islas muy modernas

La Pirata mientras tanto se contagiaba de la música y el canto, aunque extrañe a los lectores y al pronunciar las palabras de la letra, Chema imaginaba una vida en conjunto, al grado tal  de transformar en algo a su ser, pensando así lograr el favor y la atención de Pirata.

Cuan lamentable fue todo, la situación termino por cansarla y le rechazo. Y es entonces que las esperanzas de Chema, se vieron desechas, profirió, grito, y al son de las canciones tomo vino. Habló de todos y de todo, incluso de lo que imagino de la Pirata, de las pocas cosas que compartió, los libros, las preguntas que le contestó, intimidades si acaso que pensaba ella servirían al don de los habitantes de esas islas en cuestión. Y todo esto para llegar a Poe.

Al enojo y decepción frustrada de Chema, díjole a Pirata que ella no sería capaz de nada, que nunca podría ser capitana, que jamás llegaría a donde se lo propusiera, que si no fuera por el barco, la pinta y ese aire de princesa vuelta guerrera, no conseguiría nunca la felicidad. (Aunque Pirata ni le buscaba). En verdad, es difícil recordar tanta habladuría. Venida del pequeñito Chema, que más que utilizar sus dones de esperanzas, reflejaba sus propias flaquezas, o tal vez, sería su manera de animarse a aspirar a más. ¿De ahí vendría el don de tales islas?

Del desanimo y del juzgamiento. Cual al no conseguir las bellezas de la Pirata, su amor, su adoración y tal vez consorte. Se heria a si mismo, pronunciando esas palabras a la Pirata. Y que en tal caso, ninguno había encontrado todavía lo que andaba buscando. Si es que deba decirse así.

Pero en las bajas noches en las que la ruina derrumba los mástiles, el barco se avería y pura niebla rellena los mares.

La Pirata inspirada y ya lejos de las islas

De Chema y sus esperanzas

Ahí intentaba pescar

Ahí intentaba pescar

Gritaba a la mar:

Soy la dueña de los sueños que tenías para mi
Ya lo ves ahora claro
Si se han logrado esas tus esperanzas, ser malsano
He conseguido lo que tú no has sido capaz
Soy

Soy la realización de tus sueños vigorosos
Tus palabras se volvieron realidad
En mi ser no he querido
seguir esas tus palabras
y ahora te preguntas
instigando al destino
pregonando la felicidad
irradiada por venida de la mansedumbre

Me has de saber REALIZACIÓN

Cristalización de esas tus palabras
porque no te he demostrado más que el seguimiento
a las mismas fieles esperanzas tuyas
vueltas en mi.

ACORDAOS
De mi ser en tu cabeza

ACORDAOS
De la sed que te daba mirarme a los labios
y no poderte gozar de ellos
la perjudicial tentación.

ACORDAOS
De tu gran sonrisa al viento
De tu forzamiento
De tu argucia
De tu mendicidad

ACORDAOS
De tus amenazas
De tus manipulaciones

El yo tuyo era lo que fue
Y seguiré siendo eso
LA REALIZACIÓN
de esos tus sueños
tuyos
vueltos de la realidad.

Acabado tal grito, desacorde a las animosidades de la Pirata, cerró la boca y la fiesta siguió aunque hubiera niebla, temores y soledad. En plena fiesta, irrumpieron el perico Pedro y otro más, dijeron que ya veían a los lejos a Poe. La isla Poe y todo se volvió emoción.

¡Por fin!

Con la corona de Gardenias [Foto: Ellia Sills]

Con la corona de Gardenias [Foto: Ellia Sills]

2 thoughts on “Hoy en Poe

  1. Una historia ciertamente destacada, hasta por encima de lo paradisíaco del lugar y sus atentos perfumes; destacada aún en ese ambiente portuario y libertino en que se armasu cocer tambaleante. Genuima historia de errebato y ensalmo, con el inevitable desdén y… castigo.
    Queda muy bien, Joven PJ, y los versos en las cercánías de lo dramático griego.
    Salud y buena travesía. Mi singular saludo.

  2. Alfredo tanto bien que haces con tanta atención promulgada en estas entradas. Muchas gracias por tu visita asidua y por la buena opinión. Buena travesía sin duda.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s