Pérdida de la esperanza


Clamor pasado:

Cada día veo sin demora algo que me desanima en está relación, y es muy triste, veo sin trabas como me aproximo a otro error más. Una relación plagada de condicionamientos donde para llegar al amor incondicional se debe cruzar por algunas tormentas antes de que este el amor sea pleno, natural y totalmente confiado y entregado. ¿Antes era yo? ¿Ahora quién es?… Dejaré de llorar mi desventura y creo que seguiré al final sólo porque sé que Dios me conduce por el camino correcto y porque espero de Dios su protección y cariño. Más fraternal y más cercano, ahora que me siento sola y desesperanzada.

Dios mio hazme ver esa luz para seguir y para olvidarme del dolor que me causa la incomprensión, la paga a la sinceridad.

                                                                                                                                                       AN.

Pérdida la esperanza …Te declaro sin más

Como los cerezos en flor de Tokio, repletos de color esperanzado

Como los cerezos en flor de Tokio, repletos de color esperanzado

Si encuentras la esperanza pérdida, quédatela

Quédatela para tu próxima pareja

Quédatela para buscar a Dios

Quédatela para satisfacer a tus lamentos, tristezas y una que otra proeza.

Quédatela para que no digas que fui yo una ingrata

Y que habiendo perdida la mía

La propia esperanza

No te deje nada que no fuera útil

Y en pago al tiempo que dedicaste a esta TU DESAGRADECIDA

En su pequeña Pérdida de la Esperanza.

Te dejo buscar la misma ILUSIÓN.

[Pura Misión]

(De París a Tokio o de Tokio a París)

Midiendome la Corona del Tesoro

Y Midiéndome la Corona del Tesoro

La pérdida, podría ser que deba estar, cercana a la Femme del Trocadero

La mujer del Trocadero [ Daniel Bacqué]

La mujer del Trocadero [ Daniel Bacqué]

5 thoughts on “Pérdida de la esperanza

  1. Quédatela y sujétala bien fuerte, porque es lo último que se debe perder…
    Me ha gustado mucho tu entrada con ese poema a la esperanza. Felicidad para el resto del día.Julia

    • Julia, gracias por la corrección, en verdad hay una gran duda con esa palabra que la he visto escrita de ambas formas, sin encontrar luz a la verdadera, y agradezco tu comentario. La esperanza en la relación si se perdió, por eso si la encuentra, que la utilice, en cuánto a lo otro, seguro es Dios quién nos sostiene sin perder nunca la esperanza en que todo va estar bien.

  2. Dejar de llorar la desventura es una gran resolución inicial: y ahí el brío para cuanto deba ser afrontado, alegremente. Llorar, lo justo menos posible: la santa y doctora Teresa de Jesús, no quería santos tristes, porque le resultaban… tristes santos. Imagina…
    Mira a la esperanza por llegar y reparte hasta esas ilusiones.Un muy cordial saludo, PJ.

  3. Al, si cierta es la idea que bien has escrito. La Ilusión tan necesaria como la que es. Recibo ese cordial saludo.

  4. Pingback: Si no tuviera fe, no rezaría | La pirata justiciera...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s