Desafío a el desanimo


Frío de Invierno

Frío de Invierno

Desafiando a las historias, he dejado a varias inconclusas.

Cómo me gustaría que entonces y de repente surgiera otra distinta esperanza que me permitiera sentir que estoy cercana, pero la fantasía es eso y sólo me veo más lejana de lo que pienso, de lo que añoro y de lo que siento.

En nada valoro que aunque persista en creer, me desahucio, me lleno de dolor y tristeza, llegan a mi las tinieblas y resuelvo no encontrar una respuesta a lo que debería ayudarme a animarme. Y a pesar de todo el embrollo meditabundo, creo saber el porque de los enredos, de las malas ganas que atacan sin demora, y todos esos momentos que persisten en mostrarme el desgaste de la gracia, lo tirado de los momentos, para levantarme, tirarme y de nuevo vigorizar en discursos que no tienen sentido.

No se trata de unas cuantas letras aproximadas a mis dolores perniciosos, se trata acaso de ir sacando poco a poco todo aquello que no cesa de inquietarme porque aunque quisiera no lo hago, porque aunque lo ando buscando no aparece. Hay días de desesperación absoluta que se reducen a la nada de los verdaderos momentos que valen la pena.

Recé, recé sólo

Recé, recé sólo

Pena da entonces, tripulación, lector secreto y curioso observador mostrar lo que a una mente se asoma, y mejor dicho debería como en un mucho mérito contar una historia, un cuento o una aventura de antaño. Un discurso dicho a los extraños peregrinos y unas más a las faltas de consistencia. Arremeto decir sin más que esperare a que la tormenta determine el curso actual, espero resistir la realidad, la naturaleza y empero buscar la verdadera bienaventuranza, como todos hacemos mientras lo hacemos.

Cayendo una vez más en la felicidad absoluta que sólo dona el creador. Y sin más para qué respingue unas flores, unos versos, unas letras, unas lecturas que causan y hacen reflexionar.

Círculos de mis aretes

Círculos de mis aretes

One thought on “Desafío a el desanimo

  1. Me ha gustado el escrito; el escrito sí, pero, ay, de aquela manera…
    No es posible darse a semejantes reflexiones sino teniendo ya a la mano el asa precisa para tomar amarre. No es deseable.
    Antes está el aliento para salir adelante, está a convocar a la tripulación posible para demandar concurso de ayuda, aunque brunetes sean: tienen su sonrisa deals y empuje; arreteten con sus alas rectas contra las de las olas curvadas.
    Piratita: al abordaje personal. Todo mi afecto. Un gran abrazo. Al

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s