Caminaba Solo


solo

Has caminado solo, y en apartada mente

recuerdas los pasos que has dado de vuelta a tu muerte.

Sobreviene la risa perdida en el aire de ayer.

Te infortuna lo que has visto en el horizonte aquel.

Continuas el paso sin detener. Mas te valiera rememorar,

evocando los besos que recibiste del amor de aquella.

La de los ojos demandantes, que aprendió a querer como eres,

y que por tanto intercambio maltratante, edificante e ilusorio.

Cometiera en responsorio propio sus inherentes decisiones.

Le enseñaste y demostraste a serle fiel y a engañarte.

Y en la misma y desolante calle transitada.

Le recuerdas a tu AMADA.

***********************************************************

Sin aparente culpa ya marcada
en los besos bien donados y apasionados.
Le mencionas en esos pasos de aquella triste caminata.

El Sol al frente como un atardecer anunciado.
Te falto ver el reflejo en un santiamén.
Quién pudiera entonces descifrar
la claridad de tu mirada
El toque de tu mano. La suavidad
del roce de tu palma.

Quién pudiera saberte apenas tu llegada
Saber tu pensamiento, conocerte en
poco acierto de los tiempos de aquellas tardes
en las que eran novios los tiempos y los aciertos.

Quién pudiera saber la razón
acertada de tu corazón puro
al quererle a tu amada, no
importando las aparentes faltas,
las aparentes exigencias:

MIENTES

Sin notarte entonces reflejante
al menos en la misma torre,
en los mismos tonos y con los
ruidos fuertes de las peticiones.

Un todo así evocado mientras has
caminado y ella le ha sabido
porque es lo amado,
lo que se ha querido

Ella bien le sabe, ella es firmamento
Aún le persisten, aún en la distancia
Aún en la constancia
de los apartados vientos.

Caminando solo, y en el pensamiento
ella no se aparta ni un solo momento.
Ella es más pronombre que todas esas noches
Que ha mirado al cielo y ha dicho estar contento.

Pero son los vientos y los pensamientos
Los que no le apartan de mirar el tiempo.
De seguir ya solo ese su camino.

Juntos al atardecer

Juntos al atardecer

Paso a paso da, tratando de olvidarse
y le habla al viento pidiendo un momento,
el bienestar de ella.
Y el de su responsabilidad.

Es feliz se dice y acepta los besos,
abrazos y sonrisas del viento.
Que sus hijos donan al verle llegar.
Su amada sonríe y le dice de a poco
que al llegar de noche a sus aposentos
serán ya de ella todos sus lamentos.

La mujer, la suya, celosa está de siempre
Porque fue fámula que se interpondrá
con ella, con la cría que engendrando
se veía que esperaba ya.

Y la historia se terminaba así. En un Quizás
El solitario caminante condenó a la culpabilidad
de su responsabilidad
y se olvido de ella, la amada,
para volverse realidad, de la mujer,
¿Qué amaba?

La amada

La amada se retiro del presente

Has caminado solo y en apartada mente
recuerdas los pasos que has dado
de vuelta a muerte de tu corazón.

Leído de las historias que se escuchan con el viento fuerte que anuncian una tormenta.

Pirata lee que lee.

2 thoughts on “Caminaba Solo

  1. Pirata lee que lee, y escribe que escribe… !una empopada plena!!! Bien, ya economizarás, no hay cuidado; y aprenderás. “…aquellas tardes/ en las que eran novios los tiempos y os aciertos”. ¿No es fastuoso ese acorde?🙂
    Mis felicitaciones, saludo y abrazo amigo, Piratita.

  2. Mi sonrisa ahora es más grande que la de mi imagen. Me hacen muy feliz tus comentarios. Esto lo leí del viento, salió de un jalón con una pluma y un boceto. Agradezco en todo y aprovecho, yo nada hago. Gracias Al.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s