La dependencia de un Martini Rosa


Will be Lovely?

Will be Lovely?

La dependencia es inherente a nuestra propia existencia, la dependencia es necesaria y absolutamente natural. Tontería quien te ha dicho que no lo es, es cuando era todo simple, que era todo más sencillo. Se depende del alimento, del momento, de la música y de la lectura. Por el cuerpo, se depende. Y quisiera uno pedir sueños y lograrlos, cantarlos  y acariciarlos. Son tuyos y muy muy dependientes.

El martini  entonces hace ver luces, un apio- un ramo y una promesa- un sueño. Sobretodo si estos son secos y te convierten en una dama. Aunque ya lo seas, pero baste entonces que lo creas. El Martini que se construye de puro pico (ver-mouth) y de un poquillo de ginebra.

Ramo de Olor

Ramo de Olor

Concluyendo sin temor a lo que ya esta perdido, que un Martini Rosa, es la moda. La dependencia a un Martini Rosa, a un hablar certero, prometedor y sobretodo tierno y rosa. Como las modas de los 50’s, como las damas.

¡Y después de un shampoo rosa… una burbuja rosa!

Burbujas Rosas

Burbujas Rosas

En el país de me encuentro preparando las bebidas para Navidad.

Pirata en el barco y un poco mareada en olores de cocina.

One thought on “La dependencia de un Martini Rosa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s