Me he de comer esa tuna, y sí, ella tiene la culpa


Dice la canción

“Me he de comer esa tuna aunque me espine la mano”

Una tuna en un Nopal a Huevo de Pascua

Término para hacer creer que es más mi voluntad, capricho o necedad que las espinas que rodean a dicha tuna, la tuna es lo deseado. Vale decir incluso que hay quienes después de haberse espinado continúan intentando, a veces incluso hasta la prueban, una pequeña mordida y al instante se pican, avientan la tuna. Y ¿qué sucede? La Tuna tiene la culpa.

Mientras existan “tunas” existirán “nopales” y mientras existan quiénes deseen, también habrá necedades, caprichos y sobretodo incomprensión en pensarse capaz de comérsela así sin más, con prisa y sin PENSAR en el método más adecuado de extracción, sino ¿cómo se explica entonces el conocer las propiedades del nopal para la Salud?

Imagínese usted, que ve una hermosa y apetitosa tuna, rodeada de muchas espinas pero que le ataca el deseo, las ganas de poseer a toda prisa ese fruto, lo lógico sería observar (sino se conoce el método)  la mejor manera de tomarla con fuerza, sin tocar las espinas, apoyar y arrancarla. Para posteriormente cortar con MÁS CALMA, su cáscara y espinas. Y finalmente comerla. Todo un sencillo proceso que a muchos sin embargo les cuesta llevar a cabo.

Las tunas deseadas, a veces afloreadas y llenas de un sabor inigualable, de agua y muy exquisitas en verdad no se dejan comer…

Continuará…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s