Yo nada puedo sola…pero el Amor penetra cual el Sol


El amor penetra cual el Sol

Ni el Sol puede partir a la nube para hacer penetrar sus rayos de luz. Tal vez sí, pero depende de su ubicación. Tal vez yo no estaba bien ubicada para penetrarte con mi cariño al corazón. Pero , ¡oh!, sorpresa los rayos si hay penetrado muy tenuemente por unos instantes.

Para que  finalmente las nubes se cerrarán y no dejasen penetrar ya más la luz del Sol. Ahora para que algo de calor y luz fuerte, nos llegué, hace falta que el viento sople.

¡Caray!, incluso una nube se ha juntado con otra. Las nubes se aglutinan pareciera para impedir esa luz calurosa del Sol , del Amor.

Se atraen, unas a otras, con gran fuerza, como si su mayor y único objetivo sea  ese, impedir que la luz del Sol penetre y nos regale su calor. Pero ahí, ahí sigue el Sol y por un pequeño orificio, pequeñito cual cerrojo de una puerta, ha decidido muy tenuemente donarnos su luz y su calor.

¡Finalmente brilla!

¡Resplandece!

Y otras esas nubes queriéndose juntar para impedir que su luminosidad y calidez nos penetren. Primero una nube grande, otra pequeña. Me gustaría que el Sol me llegase sin tapadas de las nubes, indecisas y que solo aparentan ser adorno hermoso de los cielos. Pero supongo que, son necesarias para derramar las aguas, para completar las cosechas, para hacer ríos y mares más extensos.

Las nubes…,las aguas, los mares y los mareos. Pero, ¿qué veo a lo lejos? Se aproxima un cielo abierto, un cielo azul, sin nubes. Voy a esperarle.

¡Oh, cuantas gracias doy cuando me da el Sol!

Para dejar fluir un poco las letras a escribir, ¡qué bien! dos pequeñitas nubes.

Queriendo Tapar su Luz

Amorfas…me gusta cuando tienen forma, pero debo agradecerlas, tanto Sol me puede hacer tener dolor de cabeza. Me puede achicharrar.

Agradezco está luz, está calidez y está claridad de ideas…

De trozos de felicidad.

Hermoso momento ahora. Mientras el Sol ilumina mis escritos, mientras me leo lo que me escribo. Mientras como dicen, resuena en mi cabeza los versos de esos de los que quisiéramos decirlos.

Mientras al pleno Sol escribo, cual sino se acabará este momento de calidez, ya ha llegado el cielo azul, viendo, resuelvo que puedo seguir escribiendo y veo la siguiente gran nube que se aproxima. ¿Tendrá a bien juntarse con las otras alrededor?

Nubes uniéndose para tapar el Sol

Pero es verdad. Te recuerdo Señor…a ti Jesús cuya pasión dolorosa me inspira a seguir a pesar de lo que sé de mi y de los demás…

Se juntan esas nubes. Ya van cargadas de agua…

Se veía grande la nube…pero no. Simplemente ni le afecto a los rayos solares. Seguimos disfrutando. Aunque eventualmente hay algunas que atraviesan pero no logran cubrir esa fuerza del Sol.

Una Debilucha pérdida

¡ D É B I L E S !

Podríamos decir, débiles.

¡Qué agradable este momento!

Hasta se agradece la debilidad de esa pequeña nube. Oops…

Otra cercana.

¡Ya llegó!

Parece que por un buen rato lo han parado esas nubes, pero aún siento el calor, que se emana ahora del piso y de repente. ¡Ahí!

EL SOL Y SU CALOR…

¡Esas nubes no pueden derrotarle!

Brilla, calienta, abraza…

Perdura y concluyo que Nada puedo yo sola…pero el Sol penetra cual el Amor.

La Pirata Agradecida por el Sol.

One thought on “Yo nada puedo sola…pero el Amor penetra cual el Sol

  1. Pingback: Los Ilusionistas | La pirata justiciera…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s