La fantasía de “El mismo”


La fantasía de “El mismo” es algo complicado de tratar de explicarlo puesto que …

Esta es "La MISMA" pero la idea es ELLO

En cada ser hay ESE ALGUIEN. Ese alguien es el “espíritu”. Es como tratar de encontrar a ese espíritu materializado en “alguien”. Muchas veces me pasa y es experiencia que conoces personas, algunas suscitan en ti emociones y otras tantas absolutamente nada.

Dicen que el amor de los mortales es pura química y otras veces dicen que lo que buscas afuera lo tienes en ti mismo. Son grandes contradicciones pero así es la realidad.

La realidad es que poco conocemos de nuestro cuerpo, de nuestro espíritu y de nuestro cerebro. Lo poco que llegamos a pescar son peces diminutos de un inmenso mar con peces más grandes y a veces unas pocas y unas muchas la imaginación, la fe y la esperanza son las que nos otorgan encontrar algo certero para el mundo que vive en esta realidad.

Un gran imaginante es Albert Einstein, pero y aunque con esa maravillosa visión del universo y de otras muchas cosas, eso no le basto para llevar una vida moral como muchos lo logran, el problema es saber hacia donde dirigir esa imaginación desbordante.

“El mismo” en mi caso es el espíritu de esa persona que te hace vibrar, sumando por supuesto el aspecto exterior. (Si los hombres son visuales nosotras porque no).

“El mismo” es una estrella en el firmamento que imaginamos vendrá a posarse en aquella persona que dicho sea de paso, es nuestro confidente y amigo. Es como dividir pero sin hacerlo. Es como ver diferente pero sin hacerlo.

Hay valores irresistiblemente universales que todos los seres humanos poseemos y a la vez son parte del espiritu, por eso nos confundimos. Pero depende en gran medida de dejar respirar a nuestra alma e identificar a “El mismo” cuando se ha posado en esa persona. Luego es como si se diluyerá y a cambiar.

Se diluye

Esto ni siquiera es química, ni siquiera es enamoradizo. A veces hasta encuentras estragos de lo dicho en otra persona.En una y en otra y hay momentos que  preguntas, cuando sientes su presencia: ¿eres tú? ¿eres tú el mismo?

Pues la NADA, es la respuesta SI, SI SOY EL MISMO. El  problema es que no deja de moverse y cambiarse haciendome pasar por uno y otro. ¿Hasta cuando digo yo? Vas a dejar de viajar. Ni siquiera me importa la carcaza, ni la sonrisa, ni tus manos, ni tu voz. Me importa esa profundidad que veo en los ojos en los que te posas, con tus virtudes, con tus habilidades, con esas cosas que parecen propias de “ESE” pero que yo son de “EL MISMO”.

Está última ocasión por poco, por poquito se queda ahí, pero algo le ha corrido y ahora otra vez a encontrarle al mismo. Con esas cosas locas que me muestra y que en esas intimidades me aproximo, lo siento y le pregunto, ¿eres tú el mismo?

si ,

me contesta

y le he dicho:

Ya no cambies de sitio.

MISMO, MISMAMENTE, APARECE.

Y YA NO DESAPAREZCAS MÁS.

Tu PIrata Pérdida , sin brújula, sin brujo y sin espada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s