Un Amor Compacto… de Piedra


Hace poco mientras caminaba en la playa me encontré un corazón de piedra, formado de los caprichos de la fuerza de las olas y golpes con otras piedras. Yo buscaba piedras con un hoyo, se me había dicho que eran de buena suerte y podría pedirse un deseo y aventarlo al mar, pero en vano mis pesquisas lo único que hallé fue un corazón de piedra.

La risa y burla de amigos y familiares no se hizo esperar ya que debido a mis subidas y bajadas de corazón y rareza usual , se me dijo, no será así tu corazón, haciendo alusión por supuesto a que si aún no he concretado una relación a todo mecate se debía tal vez a mi estado de corazón de piedra, que no entiende y a pesar de los embates (pequeñas decepciones) sigue ahí intentando y cada vez con más fuerza.

La respuesta me llegó poco tiempo después, por supuesto, mi corazón en vez de tirarlo (el de piedra) pues decidí conservarlo y hacerlo parte de mi vida , pero si me comenzaba a cuestionar el porque de piedra. Ni que tuviera el corazón marchito, entonces llegó la siguiente reflexión sobre el amor entre dos seres, porque no hay nada que de más sentido a una vida que el amor a otra persona.

Sólo para contabilizar los días el corazón lo hallé el 19 de febrero y recibí respuesta el 10 marzo, son 19 días, creo que a veces las respuestas llegan ala velocidad de nuestra comprensión de las cosas.

El corazón de piedra no es mi corazón , es el amor de dos personas, es el tipo de amor que busco, un amor compacto… y por eso vale la pena seguir.

UN AMOR COMPACTO

Un amor compacto es un bloque sin fisuras, sin huecos por donde destilar. En el cualquier cuarteadura, cualquier roce, nos parecería un abismo.

Un amor compacto, es de piedra; no se anda desmoronando por cualquier cosa, ni desprendiéndose a pedazos, por truenos ni por tempestades. Es un amor con más capacidad que lo normal. Con el sacrificio al límite de lo humano. La entrega, al límite de la generosidad. Y el perdón al límite de la paciencia. Es el superlativo de los sentimientos.

Un amor compacto es una fortaleza. Tiene tanto hierro en su estructura, tanto cemento en su base, tanto sostenes en sus paredes, tanto sol en sus espacios, que resiste sin lesionarse todos los golpes del destino, todas las jugadas de la suerte, y todos los años de la vida.

Se siembra por la raíces, y ellas solas van formando después el tronco, las ramas, y los frutos.

Un amor compacto, es como la mole de granito donde se estrella todo lo que atenta contra el.

Un amor compacto es un amor sin filtraciones ni deformaciones. Sin ningún interés por delante. Y ninguna ventaja por detrás.

Un amor compacto es de una sola pieza. Por dondequiera que lo ataques, tiene la misma resistencia.

Un amor compacto es total, entero. Sin cortes, sin mitades, sin migajas.

Un amor compacto, es como lo hizo Dios: “indisoluble”

Envió: Rossy Pérez de Ayala

Por eso mi piedra de corazón, no es más que signo de que busco en mi vida un amor compacto, un amor de piedra “indisoluble”. Y es tan representativo que una piedra viniendo de la naturaleza sea precisamente así de una sola pieza.

Amor Compacto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s